dimarts, 3 de gener de 2012

La revolución la hacen los pueblos: la pelea es peleando.






Recuerdos del 2011: El 15M. En Terrassa los jóvenes, que hace un mes se echaron a la calle, y acamparon delante del Ayuntamiento, allí siguen firmes, dignos y unidos.


En Terrassa los jóvenes, que hace un mes se echaron a la calle, y acamparon delante del Ayuntamiento, allí siguen firmes, dignos y unidos. Estan dadno muestras de una gran capacidad de organización, que no ha caído del cielo, sino que proviene de gentes organizadas hace muchos años en esta ciudad. Lo que algunos llaman el antiguo movimiento okupa, pero no sólo eso, pues en estos años se han acumulado nuevas experiencias y grupos. Por lo que no sólo hay en la plaza las dos almas de aquel movimiento, que reactivo la lucha por la democracia y la libertad en la Terrassa de los noventa y, aún sigue vivo en sus dos variantes; sino que se han incorporado jóvenes trabajadores hijos de las clases populares, parados con diferentes niveles de formación y personas en riesgo de perder sus viviendas. 

Muchos de estos nuevos activistas -exalumnos míos y de otros profesores progresistas que por allí andamos, sin interferir en mucho en los debates, pues consideramos que es su momento el de los jóvenes desocupados y precarios y, no tanto de los "adultos"-, son personas que conozco muy bien, y se como sabemos todos que están peleando "por lo suyo, que es lo nuestro" y lo hacen de forma pacífica democráticamente y con dignidad. Llevan casi un mes acampados, ha llovido en nuestra ciudad agua a mares y allí están al pie del cañón, defendiendo los derechos sociales, políticos y nacionales de este pueblo sometido a las políticas neoliberales de "socialistas" (PSOE) y convergentes (CiU). 

Terrassa parece, si uno pasea o participa de las actividades de la acampada y sus comisiones, que vuelve a ser la roja, quizás no tanto como algunos quisieran o deseasen pero desde luego mucho más delo que uno podía esperar tras unos años de marasmo y de sumisa aceptación de los recortes de derechos por parte de los llamados partidos y sindicatos de la izquierda institucional. 

Los jóvenes y, los no tan jóvenes, hemos sido capaces de mostrar a estas élites políticas y sindicales, caducas y que alejan de la acción e intervención social a los ciudadanos, sobre todo a los trabajadores, que tenemos dignidad y que es posible luchar en un contexto recesivo, reaccionario y fascistizante (basta con ver las tertulias de la derecha extrema del TDTparty o el ascenso en estas elecciones municipales de formaciones políticas racistas y xenófobas formadas por personal analfabeto política y personalmente).

Pues todo este ruido mediático, antidemocrático en esencia, no ha podido con nosotros los tertulianos y políticos reaccionarios, muchos de ellos provenientes del la caverna fascista heredera del filofascismo, han querido destruir el movimiento político creado, pero no lo han conseguido, es más sus burdos montajes solo han calado en la España más cateta, pacata e hija del franquismo sociológico.  

Las características del movimiento (15-M) son muy diferentes según los lugares y según el sustrato político sobre el que ha nacido. En Terrassa, como hemos explicado, lo hizo sobre una conjunto de organizaciones con una elevada capacidad de trabajo y con un tejido social activo en muchos campos  de la vida social, política, cultural i social, así tenemos la combativa y revolucionaria, Asamblea Popular de Terrassa, los jóvenes independentistas de diversas organizaciones o los militantes del sindicalismo alternativo, sea CGT u otros sindicatos, o el Ateneu Candela.

Las formas de debate asambleario se van depurando lo que hace que el control de la asamblea por parte de un grupo determinado sea difícil y esto garantiza la libertad de todos y todas.  De momento la mayoría no desea abandonar la plaza. Este ha sido el debate más encarnizado, pero que se ha solucionado de momento con el consenso y sin que los partidarios de abandonarla hayan dejado la concentración, lo que demuestra la voluntad de unidad de todos y todas. 

En otro lugares, como en Euskal Herria, la lucha por las libertades y la democracia hace ya muchos años que es una constante dentro de los movimientos sociales y, es precisamente esa lucha, la que ha llevado a que la izquierda abertzale, bajo las siglas de BILDU a un éxito electoral sin precedentes y que ha dejado descolocados a los partidos del sistema (PP y PSOE) y aledaños, aún no hace unas horas que decían que esta situación era una anormalidad, es decir que más de trescientos mil vascos y vascas deberían volver la ilegalidad, esta es su forma de entender la democracia. Es justamente este hecho el que muestra la confluencia de los planteamientos de ambos movimientos y, de los que en kaosenlared defendemos. Defender los derechos del pueblo vasco es defender los derechos de todos y, como bien sabemos, haciéndolo ganaremos la batalla de la libertad.

Los que están acampados en la plaza del pueblo (Raval) frente al ayuntamiento, son jóvenes ideológicamente de izquierdas, pero no dogmáticas y diversas, unos más partidarios del pacto con la administración y otros más "revolucionarios". Ambas "corrientes" de opinión están trabajando codo a codo para que esta experiencia que agrupa centenares de personas (han llegado a haber, más de 240 tiendas de campaña) siga adelante y de momento sigue...la última asamblea fue un ejemplo de buen hacer y de capacidad de acuerdo entre todas las corrientes de opinión que están representadas en la plaza.

El sábado nos manifestamos casi 300 personas por el centro de la ciudad y fuimos, tras los actos de boicot a la constitución de los nuevos ayuntamientos, hasta el hospital Mutua de Terrassa, donde sus trabajadores y trabajadoras, están acampados contra los recortes de la derecha regionalista catalana CiU). La acampada se ha extendido ya y la han extendido trabajadores/as, pero también jóvenes en el barrio obrero de Sant Llorenç, donde hay una docena tiendas, según me informan. En definitiva, esto no hay quien lo pare y desde luego de aquí surgirán nuevas plataformas, nuevos activistas, nuevas experiencias y nuevas voluntades de lucha por la justicia, la democracia y la libertada.

Por último, para los dubitativos y timoratos de la vieja izquierda, decirles que los contenidos del manifiesto de Terrassa (en el que participe en su primera redacción) incluye temas como la defensa de la república, del derecho de autodeterminación o el rechazo a la  ley de partidos, además de una defensa de la libertad de expresión de los medios democráticos anticapitalistas como kaosenlared, el que me honro haber fundado hace, este mes de junio, 10 años.

Buen resultado de estos diez años de Kaosenlared, años en los que hemos impulsado, como muchos, pero también como nadie, la unidad anticapitalista y la necesidad de salir a la calle a defender lo que pensamos de forma pacífica y democrática. 

Pues aquí estamos!! 

___________________________

Manel Márquez he participado en el 15M desde su gestación y en especial trabajo en su difusión y en especial en el Grup de Treball de Cultura





Manel Márquez en Twitter:  manelmarquez    

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.